Industria de Instrumentos Musicales “Fernando Ortiz”



product

Industria de Instrumentos Musicales “Fernando Ortiz”

Dirección Postal: Calle Pedroso Nro. 102, esq. a Nueva, Cerro, La Habana, Cuba.

Teléfono: (537) 879 3151 / 879 3161

Correo Electrónico: direccion@aemusic.cult.cu

La Industria de Instrumentos Musicales “Fernando Ortiz” lleva el nombre de un antropólogo, jurista, arqueólogo y periodista cubano, estudioso de las raíces histórico-culturales afrocubanas que realizó notables aportes relacionados con las fuentes de la cultura cubana.

Desde 1976, la institución es mundialmente conocida como primer fabricante industrial de instrumentos musicales en Cuba, siendo representante de una verdadera industria tradicional cubana y heredera de la cultura de un pueblo cuyas raíces tienen en la música uno de sus más secretos valores.

Fernando Ortiz fue. Criminólogo, etnólogo, lingüista, musicólogo, folklorista, economista, historiador y geógrafo. Por su labor investigativa está considerado el Tercer Descubridor de Cuba después de Cristóbal Colón y Alejandro de Humboldt. Con el concepto de transculturación realizó un importante aporte a la antropología cultural.

Produce instrumentos musicales cubanos y sus accesorios, así como artesanías relativas a los mismos, para satisfacer la demanda del mercado institucional, de los músicos profesionales, del mercado turístico y del mercado externo.

Agrupa a una decena de trabajadores artesanales que mantienen la tradición más criolla en la fabricación de instrumentos de percusión afrocubanos, instrumentos de cuerdas como el tres, el laúd, el requinto y la guitarra, así como una variedad de diminutos y coloridos souvenirs de instrumentos musicales, todos confeccionados artesanalmente con maderas preciosas de alta calidad.

El identificador de la industria de instrumentos musicales se representa por la palabra Aé, de gran fuerza expresiva y muy estrechamente ligada a las tradiciones musicales del cubano. Es una voz que usualmente se escucha en boca de los cantantes de música popular y expresa ritmo, sabor y alegría. La etimología de la palabra Aé es folclórica, de ahí su fuerte apego a la voz popular.