Líneas de Desarrollo


El Instituto Cubano de la Música, creado en 1989, es la institución del Ministerio de Cultura que propone, ejecuta y controla la aplicación de la política cultural en la rama de la música y los espectáculos en el país y garantiza el desarrollo, protección, enriquecimiento, defensa y promoción del patrimonio musical de la nación.

Encaminado a lograr una mejor difusión de la obra de los compositores cubanos, el programa para el desarrollo de la Creación Artística implementa y pone en marcha acciones que responden y satisfacen las necesidades artístico-musicales de nuestros creadores en conjunción con la política musical del país. A la par, el programa se ocupa de la realización de un plan de ediciones musicales, así como de la interpretación y grabación de las obras de los compositores cubanos. Por su importancia y merecido valor, dicho programa de atención a la Creación Artística en la Isla, implica y deriva en muchas otras estrategias no menos relevantes, para el fortalecimiento de esta labor. La Asociación Cubana de Derecho de Autor Musical (ACDAM) es la institución rectora de este Programa.

Coordinadora General: Mariela Rodríguez Rodríguez.

Como especialidad que fomenta el ejercicio del análisis y la crítica especializada musical en el país, dotada de las herramientas teórico-prácticas necesarias para explicar fenómenos, hallazgos, comportamiento y evolución de la música universal y nacional, la musicología se convierte en imprescindible puntal de la música cubana toda. Incluida entre los programas de desarrollo, el de la Musicología contiene varios objetivos de vital importancia para el devenir de esta ciencia en función de los intereses musicales de la nación. Ellos abarcan el campo de la formación profesional de los musicólogos y su desempeño como especialistas capacitados en áreas de la docencia, la investigación, el arte y la comunicación. Todas estas metas se diseñan en función de lograr un mejor aprovechamiento del potencial musicológico del patio y para el desarrollo de esta ciencia en el contexto cubano. El Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana (CIDMUC) juega un papel protagónico dentro de este programa.

Coordinadora General: Laura Vilar, Directora del CIDMUC.

Desde su alto contenido educativo, las Bandas de Concierto han pasado a convertirse gradualmente en instituciones musicales capaces de abarcar disímiles géneros de la música nacional e internacional. Por su presencia y arraigo en la cultura popular cubana, el trabajo de las bandas despierta el interés de la población en su acercamiento a nuevos espacios de entretenimiento, favoreciendo el espíritu comunitario y el diálogo cultural masivo. El programa para el desarrollo de las Bandas de Concierto abarca la creación de nuevas bandas de concierto, tanto profesionales como infantiles, así como el completamiento y perfeccionamiento de las ya existentes. Por otro lado, esta estrategia comprende también la formación de las nuevas bandas y las acciones que se acometen en el proceso de su realización. El Centro Nacional de Música de Concierto

Coordinador General: Mtro. Esteban Quesada.

Se justifica e implementa el Programa para el Desarrollo de la Música Coral desde sus fines mismos: priorizar la superación y conjunta formación de directores y cantores, incrementar el repertorio de los coros, dotarlos de materiales impresos y fonográficos necesarios para su trabajo, y mantener una efectiva y estable divulgación de los conciertos corales. Con ello, dicho programa logrará fortalecer el movimiento coral de Cuba en pro de su realce como género dentro del panorama musical de la Isla, pretendiendo alcanzar en el menor lapso posible la superación de las dificultades que en el ámbito de la música coral cubana se enfrentan. La institución que apadrina este programa es el Centro Nacional de Música de Concierto.

Coordinadora General: Mtra. Digna Guerra.

El Programa para el Desarrollo de la Música Sinfónica persigue varios objetivos: incrementar la creación de orquestas sinfónicas en las distintas provincias del país; elevar la calidad de las orquestas existentes a través del mejoramiento de sus locales de ensayo; control del nivel técnico-musical de sus músicos; suministrar a las orquestas de obras imprescindibles del repertorio cubano e internacional; lograr el completamiento de las plazas de las orquestas; así como la formación y superación de directores. La promoción de los conciertos sinfónicos tanto en la capital como en los territorios a través de la creación de espacios en medios de comunicación como la televisión, es otro de los propósitos fundamentales del programa. Ejecuta y coordina este programa el Centro Nacional de Música de Concierto.

Coordinadora General: Mtra. María Elena Mendiola.

La apertura a la Música de Cámara en Cuba ha favorecido paulatinamente el acercamiento y, en buena medida la preferencia de muchos por la producción e interpretación de obras musicales ejecutadas en agrupaciones de formato cameral. En el país se crecen en número y calidad dichas agrupaciones dedicadas al cultivo la música de cámara, ya sean coros u orquestas, instituciones distinguidas por el acercamiento al repertorio internacional y nacional desde sus sellos interpretativos particulares. De tal forma se justifica con creces la puesta en marcha del programa para el desarrollo de la Música de Cámara en el país, diseñado para fortalecer el formato, incrementando las unidades artísticas que las conforman con jóvenes estudiantes de desempeño destacado, lo que garantiza la calidad de tales propuestas musicales. La divulgación de los conciertos de cámara en los más importantes medios de comunicación junto a otras acciones estratégicas plasmadas en el programa, contribuirán al impulso y mejor calidad de la música de cámara. El Centro Nacional de Música de Concierto es el encargado de materializar dicho programa.

Coordinadora General: Mtro. Iván Valiente.

En todos sus niveles, los programas educacionales del país han fomentado y contribuido al progreso de los individuos en su futuro desarrollo personal y profesional, a la vez que constituyen pilares fundamentales del avance de nuestra sociedad. La enseñanza artística no se ha distanciado un instante de estos objetivos capitales de la educación cubana. Por ello, el programa para su desarrollo busca perfeccionar el sistema de acceso a los diferentes niveles de enseñanza, la revisión de los planes y programas de estudio, las proyecciones de matrículas pertinentes, el cumplimiento del servicio social de los egresados y la superación de los profesores, entre otros. El Centro Nacional de Enseñanza Artística (CNEART) organiza la implementación de dicho programa.

Coordinadora General: Isela Vistel, Directora del Centro Nacional de Música Popular.

El Patrimonio Musical Cubano, conformado y enriquecido por diversos e innumerables capitales, ha sido siempre fuente y tesoro documental de la historia de la música cubana de todos los tiempos y en todas sus esferas de acción. Inmuebles, bienes documentarios en general, constituyen memoria viva de los grandes y trascendentales aciertos de nuestra nación en el terreno musical. Es por ello que se ha pensado e instrumentado el Programa para la Preservación, Difusión y Plasmación del Patrimonio Musical Cubano. El mismo va encaminado a detener el deterioro de todo nuestro patrimonio musical, acción a alcanzar principalmente a partir de la restauración de partituras, de instituciones, en suma, de todos los ejemplares conformadores de la memoria musical propia, cronistas de épocas y ganancias en su espectro en la Isla. El Museo de la Música es la institución rectora de este Programa.

Coordinador: Jesús Gómez Cairo, Director de Museo Nacional de la Música y Vicepresidente de Patrimonio del Instituto Cubano de la Música.