2002 - Harold Gramatges LeyteVidal



2002 - Harold Gramatges LeyteVidal

Fue un compositor, profesor titular de composición y audiciones analíticas del Instituto Superior de Arte; presidente de la Asociación de Músicos de la UNEAC; presidente del Consejo Interamericano de Música de la UNESCO, profesor de mérito del Instituto Superior de Arte; miembro de honor del Consejo Iberoamericano de la Música.

Nació en La Habana, Cuba; el 26 de septiembre de 1918. Inició sus estudios de música con Zoila Figueras y después los continuó en el Conservatorio Provincial de Oriente con Dulce María Serret, piano, y Concepción Rubio y Antonio Serret, asignaturas teóricas. Al concluir sus estudios en su ciudad natal en 1936, se trasladó para La Habana, donde ingresó en el Conservatorio Municipal de Música; allí estudió historia de la música, análisis, estética, filosofía, pedagogía, armonía, contrapunto y fuga e instrumentación y composición con los compositores Amadeo Roldán y José Ardévol; además tomó clases de repertorio pianístico con Flora Mora (discípula del compositor español Enrique Granados).

En 1942 Gramatges ganó una beca y se trasladó a Tanglewood, Massachussets, Estados Unidos, donde estudió composición con Aaron Copland y dirección de orquesta con Serge Koussevitzky. De 1948 a 1949 estudió de nuevo con Copland en Nueva York, a la vez que asistía a seminarios de análisis musical y procesos pedagógicos con los compositores Elliot Carter y Ulises Kay, de la Universidad de Columbia. De Nueva York se trasladó a Tanglewood para asistir a las conferencias de Bojuslav Martinu y Paul Hindemith. A su regreso a La Habana ingresó como profesor del Conservatorio Municipal de Música en el que ocupó, hasta 1959, las cátedras de armonía superior, contrapunto y fuga, instrumentación, historia y estética de la música y composición.

Fundó y dirigió la Orquesta Sinfónica Juvenil del Conservatorio Municipal de La Habana (1944-1948) y fue subdirector de la Orquesta de Cámara de La Habana (1946-1957); fue miembro-fundador del Grupo de Renovación Musical (1943-1948). De él diría Alejo Carpentier en 1946:

“Fiel a las ideas del sector más austero del Grupo de Renovación, Harold Gramatges ha permanecido muy ajeno, hasta ahora, a toda especulación sobre el folklore. Y sin embargo, no se advierte en su obra la influencia de los grandes modelos que tan a menudo imponen sus leyes a los jóvenes compositores latinoamericanos. Ni Falla, ni Stravinsky, ni Ravel, ni Milhaud, ni la “mittel Europa”. Esto no significa, sin embargo, que Gramatges haya creado un tipo de música que escapa a las grandes producciones del momento. Pero no puede negarse que se mueve dentro de un ambiente propio y que su lirismo contenido —demasiado contenido, a veces, por el deseo de escribir imperturbable-mente bien; de resolver un período en frío “por aumentación” o “por disminución”— le sea peculiar. Podría creerse que su convivencia con los compositores norteamericanos […], lo hubiera vinculado con la moderna escuela neoyorquina. Pero tampoco se ve atraído por la manera, a menudo muy impersonal, de un Scession o de un Piston […]. La evolución futura de Harold Gramatges debe ser seguida de cerca. Es, por lo pronto, uno de los músicos más sólidos y conscientes que haya producido la música cubana contemporánea. Su oficio es de una aplastante seguridad. Y siempre sabe hasta dónde quiere llegar.» En este período, Harold «utilizaría el bagaje técnico del neoclasicismo —la politonalidad, la poliarmonía, el contrapunto «puesto al día», etcétera— para expresarse en un lenguaje musical que llegaría a ser cada vez más personal y al mismo tiempo más cubano. El compositor estaba en plena etapa formativa; ya se destacaba, sin embargo, su Dúo, para flauta y piano, que en 1944 estrenara el propio autor al piano, con Roberto Ondina en la flauta. En 1944 el Trío para clarinete, cello y piano, «marca el primer viraje importante en su trayectoria, caracterizado por una utilización más consciente y marcada de elementos estilísticos netamente nacionales. Dentro de esta órbita se inscribe también la Sinfonía en mi (1945) […]”.

En 1944 Alicia Alonso interpretó el papel principal de su ballet Ícaro, para orquesta de percusión y piano, instrumento que él mismo ejecutó, sobre ritmos del bailarín y coreógrafo Serge Lifar. El Ícaro de Gramatges […] es bastante superior al de Szyyfer, logrando un clima muy tenso y dramático con los instrumentos de percusión tradicionales. (Aunque la partitura no contiene el menor ritmo local, puede verse en su logro, si se quiere, una influencia del ambiente en el que la percusión ha reinado siempre, todopoderosa, y en que los músicos de batería suelen provocar la admiración de los directores extranjeros.)

En 1947 compuso Serenata para orquesta de cuerdas, que estrenó ese mismo año la Orquesta de Cámara de La Habana bajo la dirección de José Ardévol, obra en tres movimientos sobre la que ha expresado el propio autor:

“En el primero he trabajado constantemente con el ritmo de guajira; la naturaleza del tema principal evidencia que eso no ha sido una auto-imposición, sino una necesidad musical natural, completamente espontánea. En el segundo tiempo he tratado, de un modo que creo que no se había hecho antes en un tiempo de carácter expresivo, algunos de los principales elementos rítmicos cubanos. El tiempo final es un rondó de cinco secciones. Las dos “estrofas” (secciones de contrastes), menos movidas que el “ritornello” (sección que vuelve, que se repite), están inspirados en canciones populares de nuestro medio habanero. (Pienso en los llamados “boleros”, que son en realidad como habaneras)”.

Fue presidente de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo; director-fundador del Departamento de Música de la Casa de las Américas (1965-1970) y de su boletín Música; ha sido jurado de los certámenes: Concurso de Composición e Instrumentos Solistas, UNEAC, La Habana; Tribunal Internacional de Compositores, UNESCO, París; concursos y festivales internacionales de guitarra: Interpretación y Composición, Radio Francia, París; Manuel M. Ponce, México; S. A. R. Infanta Doña Cristina, Madrid…

Distinciones y premios:

Ganó en 2002 el Premio Nacional de Música.

Premio Reichold, Orquesta Sinfónica de Boston, por Sinfonía en mi, 1945.

Premio Nacional de Música de Cámara, La Habana, 1950, por el Quinteto, para flauta, clarinete, fagot, viola y contrabajo.

Premio Especial Interpodium, Festival Internacional de Música Bratislava, 1977, por el Móvil III, para flauta y piano.

Medalla Manuel M. Ponce, Festival Internacional de Guitarra, México, 1982; Orden Félix Varela de Primer Grado, Cuba, 1988.

En 1996 sería el primero en recibir el Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Victoria (1548-1611), creado con objeto «de otorgar en vida el más alto reconocimiento público a un compositor nacido en la comunidad iberoamericana por su contribución al engrandecimiento de la cultura musical de nuestros pueblos», según se dice en las bases de dicho Premio.

Obras

Ballet

Ícaro, 1943, para instrumentos de percusión y piano; Mensaje, 1944, para orquesta.

Bandoneón

Tocata, 1960.

Clavicémbalo

Sonata en sol sostenido, 1942; Sonatina hispánica, 1957.

Coro

Canción, para coro mixto a seis voces, texto: Juan Ramón Jiménez

Soneto, para coro mixto a cinco voces, texto: Luis de Góngora, 1940

Romance de cazadores, para coro mixto a siete voces, texto: Justo Rodríguez Santos

Canción, para coro mixto a tres voces, texto: Rafael Alberti, 1941

Se oye fluir la noche, 1943, para coro mixto a cinco voces, texto: Justo Rodríguez Santos *Dos décimas, 1949

Para coro a tres y cuatro voces, texto: Rafaela Chacón Nardi

Tres madrigales infantiles, 1956, para coro mixto a cuatro voces, texto: Emilio Ballagas *

La palmera, para coro mixto a cuatro voces, texto: Gerardo Diego

Canción por la paz, para coro mixto a cuatro voces, texto: Raúl Ferrer, 1959

Tierra de azules montañas, 1964, para coro mixto a cuatro voces, texto: Nicolás Guillén;

Dos canciones, 1965, para coro mixto a cuatro voces, texto: José Martí;

Guitarra en duelo mayor, 1968, para coro mixto a cuatro voces, texto: Nicolás Guillén;

Doce canciones para niños, Álbum núm. 1, 1972, a una y dos voces con ritmos percutidos;

Santiago, 1980, para coro mixto a cuatro voces, texto: Rafaela Chacón Nardi;

Espera, para coro mixto a cuatro voces, texto: Mirta Aguirre;

Nadie lo tiene, para coro mixto a cuatro voces, texto: Nicolás Guillén;

Josefa y José, para coro mixto a cuatro voces, texto: Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (El Cucalambé), 1984;

La esencia de tu nombre, 1988, para coro mixto a cuatro voces, texto: Virgilio López Lemus;

Pequeño amor, Como una caracola y Allí el amor, para coro mixto a cuatro voces, texto: Rafaela Chacón Nardi;

Amor en primavera, para coro mixto a cuatro voces, 1989, texto: Anónimo.

Guitarra

Pequeña suite (Homenaje a Ravel), 1943, transcripción de Jesús Ortega

Fantasía, 1971; Siete apuntes para la Dama Duende, Diez cuentos para dos guitarras, 1973

Móvil IV, 1980, Como el caudal de la fuente, 1983

Canti di Villa Graziole, El arpa milagrosa (sobre un grabado de F. Pereznieto), 1986.

Música de cámara

Preludio e invención I, para clarinete y fagot, y Preludio e invención II, para dos trompetas y trombón, 1940

Dúo en la bemol, 1943, para flauta y piano; Trío, 1944, para clarinete, cello y piano

Capriccio, 1945, para flauta, clarinete y cello

Quinteto, 1950, para flauta, clarinete, fagot, viola y contrabajo

Calígula, 1955, concertante para piano, clarinete, flauta, corno y percusión

Quinteto, para flauta, oboe, clarinete, fagot y corno, y Divertimento, para trompeta, corno, trombón y tuba, 1957

Móvil II, 1968-1970, para flauta, corno, piano, vibráfono, xilófono y percusión

Síntesis, 1971, para flauta, guitarra, viola y percusión

Infierno, para barítono, guitarra, flauta, cello y vibráfono, texto: José Martí

Para la Dama Duende, para guitarra, flauta, viola, cello y percusión

Reparando el camino, primera versión: coro, flauta, guitarra y percusión; segunda versión: Soprano, dos flautas, guitarra y percusión

Cantata para Abel, coro mixto, narrador y diez percusionistas, textos: José Martí, Raúl Gómez García, Abel Santamaría, Haydée Santamaría, Fidel Castro y Juan Almeida, 1973

Otros días vendrán (Homenaje a Chile en la muerte de Salvador Allende), 1975, para soprano, recitante, piano, flauta, clarinete, trompa y percusión, texto: Pablo Neruda

Diseños, 1976, para flauta, oboe, clarinete, corno y fagot con percusión

Móvil III, 1977, para flauta y piano; En el huerto del cantar, 1979, cantata para soprano y orquesta de cámara, texto: Ángel Gaztelu

Trío para cuatro, para piano, violín, cello y corno

Diálogo, para violín y piano, 1981; Guirigay, 1985, para violín I y II, viola, cello, contrabajo, flauta, oboe, clarinete, fagot y corno

Corimeu, 1987, para violín, cello y piano

Pax verum eninvero, 1995, para flauta, oboe y clarinete, bajo.

Música incidental para teatro guiñol

Los caprichos de Mariana (Alfredo de Musset), 1943

No hay que perder la cabeza (farsa anónima para guiñol), Floripondito (farsa para guiñol)

texto: Nicolás Guillén, 1951; Calígula (Albert Camus), 1955

Amor de don Perlimplín con Belisa en el jardín (aleluya erótica de Federico García Lorca), Medea la encantadora (José Bergamín), 1957

Volpone (Ben Jonson, versión de Rolando Ferrer), 1966

Anfitrión (Plauto, versión de Rolando Ferrer), 1970

Las tres hermanas (Antón Chejov), 1972

Reparando el camino (teatro-testimonio de Hoang Trung Thong), El inspector (Nicolai Gógol), La dama duende (Pedro Calderón de la Barca, versión de Rolando Ferrer), 1973.

Música para el cine

Los tiempos del joven Martí, cortometraje, dirección: José Massip, ICAIC

La vivienda, cortometraje, dirección: José Massip, ICAIC, 1959

Rebeldes (Historias de la Revolución), dirección: Tomás Gutiérrez Alea, ICAIC, 1960

Carnet de viaje, cortometraje, dirección: Joris Ivens, ICAIC

Habana 61, documental, dirección: Jerzy Hoffman y música de Edgar Korzewski

Serenata de cuerdas, Polonia, 1962

Cimarrón, cortometraje, dirección: Sergio Giral, ICAIC, 1967

David, documental sobre Frank País, dirección: Enrique Pineda Barnet, ICAIC, 1969.

Música sinfónica

Sinfonía en mi, 1945

Serenata, 1947, para orquesta de cuerdas

Dos danzas cubanas: «Montuna» y «Sonera», 1950; Sinfonietta, 1955

In Memoriam (Homenaje a Frank País), 1961

La muerte del Guerrillero, 1968-1969, para recitante y orquesta, texto: Nicolás Guillén («Che Comandante») Tríptico, 1972, para soprano y orquesta, texto: José Martí

Para la Dama Duende, 1974, concierto para guitarra y orquesta; Oda martiana, 1978-1979, para barítono y orquesta, texto: José Martí («Flores del cielo» e «Infierno»)

Discurso de la América Antigua (Homenaje a Haydée Santamaría), 1985, para soprano y orquesta, textos: Anónimos precolombinos («Gucunatz», «Nuestro canto», y «Kacharpari»).

Piano

Sonata en sol sostenido, 1942

Pequeña suite (Homenaje a Ravel), 1943

Tres danzas (Homenaje a Ignacio Cervantes), 1947

Dos danzas cubanas, 1949

Preludio para el álbum, 1950

Tres preludios a modo de tocata, 1951

Suite cubana para niños, Guajira, 1956

Sonata hispánica, 1957

Móvil I, 1969

Estudio de contrastes, 1974

Incidencias, 1977

Seis danzas antiguas, 1989

Paisaje de dos para cuatro, 1996.

Voz y guitarra

Canción de Medea, para soprano, texto: José Bergamín

Canción de Belisa y Coplas, soprano, texto: Federico García Lorca, 1957

Canción por la paz, soprano o barítono, 1959, texto: Raúl Ferrer

Guitarra en duelo mayor, para soprano o barítono, 1967, texto: Nicolás Guillén.

Voz y piano

Tríptico, 1954, para soprano o barítono, texto: José Martí

En el huerto del cantar, para soprano, texto: Ángel Gaztelu

Dos canciones, para soprano, texto: Emilio Ballagas, 1956

Canción de Belisa y Coplas, para soprano, texto: Federico García Lorca

Canción de amor de don Perlimplín, para tenor, texto: Federico García Lorca

Canción por la paz, para soprano o barítono, texto: Raúl Ferrer

Cantares, para soprano o barítono, texto: Antonio Machado, 1959

Guitarra en duelo mayor, para soprano o barítono, 1967, texto: Nicolás Guillén

Dos canciones, 1971, para soprano o tenor, texto: José Martí

La perla, para soprano, texto: Humberto Hedman

Tórtola, para soprano, texto: Pablo Armando Fernández

Tienes el don, para barítono, texto: José Martí, 1982

Discurso de la América Antigua, para soprano, textos: Anónimos precolombinos

Canción eterna, para soprano, texto: Emilio Ballagas, 1985

Dos canciones, 1993, para soprano, texto: Nicolás Guillén